Imagen Radiológica Integral

Durante la mastografía, un técnico de radiología te dará instrucciones para posicionarte en la unidad en que se realiza el estudio. Tu pecho será colocado en una plataforma especial, que cuenta con una paleta de plástico en la parte superior; posteriormente y poco a poco, la paleta de plástico descenderá y comenzará a comprimir tus senos.

Durante la mastografía, se te pedirá que cambies de postura entre imágenes. La rutina suele comenzar de arriba hacia abajo y luego de lado a lado. El proceso se repite en cada seno. Posiblemente te pidan que sostengas la respiración durante unos segundos mientras se toma la imagen con rayos X.

La examinación dura aproximadamente 30 minutos. Tendrás que esperar un poco más para que el radiólogo determine que ya posee las imágenes necesarias y que están en buena condición para ser analizadas por tu médico.

  • Es recomendable realizarla cuando tus mamas están menos sensibles. Generalmente se recomienda que se haga 10 días después de tu menstruación.
  • La mujer que ya no menstrúe debe seleccionar 1 día al año
  • No utilices desodorante, crema, talcos o ungüentos. El uso de estos productos puede dificultar la interpretación de los estudios
  • Lleva vestimenta cómoda, preferentemente de dos piezas
  • El número de imágenes que se requieren por mama depende del tamaño y de lo que la técnica haya encontrado; habitualmente se toman 2 de cada mama
  • Si tienes implantes o cicatrices en las mamas infórmaselo al personal de la clínica o del laboratorio donde te realices la mastografía. Estos casos requieren de tomas especiales
  • Los resultados te los entregarán aproximadamente dos semanas después de haberte realizado la mastografía.
  • En algunos casos puede ser necesario un estudio complementario como ultrasonido mamario, otras proyecciones o incluso una biopsia para llegar a un diagnóstico adecuado